Cuando fui estudiante de intercambio una de las muchas cosas que aprendí fue a probar nuevas cosas. Me enseñaron a no rechazar la comida sin por lo menos probarla, no una, sino varias veces. Me dijeron “pruébala 7 veces, si no te gusta, entonces la puedes dejar”. Utilizando este consejo al final de año comía muchas cosas que al principio para mi eran desagradables y nunca imaginé que volvería a comer después de haberla probado la primer vez.

Eso sucede con los hábitos. Tienes que hacerlo una y otra vez hasta que se convierta en algo normal, te sientas bien y no requiera ningún esfuerzo. Tienes que convertirlo en una rutina de vida.

Uno de los primeros pasos para crecer como líder es tener buenos hábitos. Crea una disciplina y desarrolla una capacidad para tener dominio propio. Son estas rutinas diarias que te ayudan a cumplir tu metas. Son rutinas que han seguido grandes líderes y les han dado buenos resultados. La mayoría de ellos coinciden. Así que vamos a seguir al líder!!

Los primeros hábitos que comencé a implementar fueron:

  1. Levantarme temprano Esto si fue difícil. Mi pastor Charlie siempre lo escuchaba hablar de levantarse a las 4:30 a 5:00 para orar. La verdad es que siempre pensaba “bien por el, pero eso no es para mi”. Levantarme temprano me ha ayudado a comenzar el día más relajado. Me da tiempo de hacer tareas que antes no podía. Es un momento de tranquilidad, donde el desorden y el caos no se perciben. Es un momento que tengo para estar conmigo, pensar, meditar, planificar y actuar.
  2. Hacer ejercicios Pensándolo bien, creo que esto fue más difícil. Hacer una rutina de ejercicio diaria increíblemente te da más fuerza, te despierta y te da ánimo físico que se mantiene durante todo el día. Además de las razones obvias de salud que trae consigo. Me ayuda a esforzarme más para mantener en forma y cuidar el templo del Espíritu Santo.
  3. Capacitarme La verdad es que todo lo que sé sobre mi profesión como diseñador web, lo aprendí empíricamente, por lo menos la gran mayoría. Pero nunca he tenido un tiempo específico para leer y aprender algo nuevo. Tanto en lo profesional como espiritual. Esto es algo que quiero hacerlo como parte de mi rutina. Leer más libros, tomar notas y aplicarlo. Así podré dar más!

¿y tú, tienes buenos hábitos en tu vida? ¿Qué otros hábitos te gustaría implementar en tu vida?

Para dejar tus comentarios, haz clic aquí .