A veces me siento abrumado por el día y día. Muchos pensamientos negativos pasean por mi cabeza. Desde mi apariencia hasta mis talentos. Por más que lo intento, no me creo lo suficientemente bueno, no me siento muy capaz y siento que no puedo llegar.

Cuando estas inquietudes están rondando mi cabeza, es tiempo de revisar mi listado, porque sé que Dios dice todo lo contrario.

  1. Yo estaré contigo y te protegeré.

    «Yo estoy contigo. Te protegeré por dondequiera que vayas, y te traeré de vuelta a esta tierra. No te abandonaré hasta cumplir con todo lo que te he prometido». Génesis 28:15

  2. Yo pelearé por ti.

    «Ustedes quédense quietos, que el Señor presentará batalla por ustedes». Éxodo 14:14

  3. Yo soy el Señor quien te sana.

    «Yo soy el Señor, que les devuelve la salud». Éxodo 15:26

  4. Yo te voy a proveer.

    «Voy a hacer que les llueva pan del cielo». Éxodo 16:4

  5. Yo no te voy abandonar.

    «El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes». Deuteronomio 31:8

  6. Yo soy tu refugio.

    «El Dios sempiterno es tu refugio; por siempre te sostiene entre sus brazos. Expulsará de tu presencia al enemigo y te ordenará que lo destruyas». Deuteronomio 33:27

  7. Yo te sostengo.

    «Encomienda al Señor tus afanes, y él te sostendrá; no permitirá que el justo caiga y quede abatido para siempre». Salmos 55:22

  8. Yo te cuido y te protejo.

    «El Señor es quien te cuida, el Señor es tu sombra protectora». Salmos 121:5

  9. Yo te ayudaré a cumplir con tu propósito .

    «El Señor cumplirá en mí su propósito. Tu gran amor, Señor, perdura para siempre; ¡no abandones la obra de tus manos!». Salmos 138:8

  10. Yo te restauro y cubro tus heridas.

    «Restaura a los abatidos y cubre con vendas sus heridas». Salmos 147:3

  11. Yo te cuido como un bebé.

    «Como un pastor que cuida su rebaño, recoge los corderos en sus brazos; los lleva junto a su pecho, y guía con cuidado a las recién paridas». Isaías 40:11

  12. Yo estoy contigo, no temas.

    «Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa». Isaías 40:11

  13. Yo te he redimido y te llamo por tu nombre.

    «Pero ahora, así dice el Señor…”No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu nombre; tú eres mío”». Isaías 43:1

  14. Yo te amo.

    «A cambio de ti entregaré hombres; ¡a cambio de tu vida entregaré pueblos! Porque te amo y eres ante mis ojos precioso y digno de honra». Isaías 43:4

  15. Yo no me acuerdo de tus pecados.

    «Yo soy el que por amor a mí mismo borra tus transgresiones y no se acuerda más de tus pecados». Isaías 43:25

  16. Yo te sostengo, te cuido y te rescato siempre.

    «Aun en la vejez, cuando ya peinen canas, yo seré el mismo, yo los sostendré. Yo los hice, y cuidaré de ustedes; los sostendré y los libraré». Isaías. 46:4

  17. Yo te guiaré por el buen camino.

    «Así dice el Señor, tu Redentor, el Santo de Israel: “Yo soy el Señor tu Dios, que te enseña lo que te conviene, que te guía por el camino en que debes andar”». Isaías 48:17

Te animo para que tengas estos versículos cerca de ti. Revísalo cada día o cada momento cuando tus pensamientos comiencen a poner una carga de duda en tu corazón. Recuerda que hay un Dios que tiene buenos planes para ti, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darte un futuro y una esperanza. (Jeremías 29:11)

¿Cuándo tienes alguna dudas sobre ti, qué haces?

Para dejar tus comentarios, haz clic aquí .