Dicen por ahí que «tu vida está hecha por las decisiones que tomas». Cada decisión tomada es una nueva aventura en tu vida. Esta aventura puede terminar feliz o en un camino de muerte. ¿Qué debes de tener en cuenta frente a decisiones difíciles para tomar el camino correcto?

Recuerdo que me encantaba leer los libros «Elige tu propia aventura». Eran libros fascinantes ya que podías decidir cómo transcurría la historia. Al final de un capítulo te preguntaba si querías ver al personaje seguir por un camino o por el otro. Dependiendo de tu decisión, seleccionaba la página a seguir.

Cada vez que el personaje terminaba en el camino de muerte siempre quedaba frustrado, el héroe, perdía o moría. Tenía que regresar de nuevo y seleccionar el otro camino para continuar con la historia hasta llegar al final feliz.

Cuando las decisiones son las incorrectas

A veces en la vida no podemos devolvernos para tomar una decisión diferente. El camino correcto dependerá de la sabia decisión hecha en el momento.

«Hay caminos que al hombre le parecen rectos, pero que acaban por ser caminos de muerte». Proverbios‬ ‭14‬:‭12‬ NVI

Hace doce años Licelot y yo nos enbarcamos en un proyecto que hasta hoy día estamos sufriendo las consecuencias. Tomamos una decisión muy apresurada. Nos dejamos llevar por la oferta del momento, sin el consejo de nadie y por la presión de perder «una buena oportunidad». Acabamos en un camino de muerte.

El camino correcto dependerá de la sabia decisión hecha en el momento.

Tuitea esta frase!

Si no quieres tomar el camino equivocado, sigue leyendo.

Cómo quisiéramos volver atrás y decidir otro camino; haber tomado otra decisión; crear otra aventura para nuestras vidas.

A partir de ese momento aprendimos varios principios. Principios que ponemos en práctica antes de tomar cualquier decisión importante para no tomar el camino equivocado.

  1. Busca el consejo de personas piadosas.

    Uno de nuestros errores fue el no buscar el consejo adecuado. No le preguntamos a nadie. Creíamos que estabamos seguros de lo que hacíamos. Nuestro orgullo y testadurez nos llevaron por el camino equivocado.

    Hoy día, para cada decisión importante que debo hacer en mi vida, busco a las personas adecuadas. La idea es buscar un mejor conocimiento de la situación, que nos aporten sugerencias o que nos den otras alternativas que nos ayuden a buscar la decisión correcta.

    Una buena fuente de consejo es la Biblia. Cada día me sorprendo más de los buenos consejos de la vida diaria que da ella. Otras fuentes de consejos son tu cónyuge, tu pastor, tu compañero de pacto, personas expertas (abogados, médicos u otros dependiendo de tus situación en particular).

    «Al necio le parece bien lo que emprende, pero el sabio atiende al consejo». Proverbios 12:15

  2. Sé paciente.

    Nos dejamos llevar por la actitud consumista y cultural del «¡adquiéralo ya!». Pensamos que la inversión que haríamos era una oportunidad que había que aprovecharla de inmediato.

    Tener paciencia no es rendirnos a los males y circunstancias, es perserverar a través del tiempo. Leonardo de Vinci decía que «la paciencia nos protege de los males de la vida así como la vestimenta nos protege de las inclemencias del tiempo».

    Quizás hubiéramos podido esperar y ahorrar un poco más; quizás hubiéramos podido conseguir otra oferta; quizás hubiéramos podido discernir mejor que se trataba de un fiasco.

    «El que es paciente muestra gran discernimiento; el que es agresivo muestra mucha insensatez». ‭Proverbios‬ ‭14‬:‭29‬ NVI

  3. Evalúa mejor la situación.

    Otro grave error fue que fuimos confiados en adentrarnos en el proyecto sin tener todo claro. Fuimos muy ingenuos durante todo el proceso, nos dejamos llevar sin estudiar ni evaluar la situación ni las consecuencias futuras.

    Jesús hace referencia a la planificación cuando dice: «Supongamos que alguno de ustedes quiere construir una torre. ¿Acaso no se sienta primero a calcular el costo, para ver si tiene suficiente dinero para terminarla?» Hoy día para todo nuevo proyecto no nos olvidamos de planificar y evaluar.

    «El ingenuo cree todo lo que le dicen; el prudente se fija por dónde va». ‭Proverbios‬ ‭14‬:‭15‬ NVI

  4. Busca la voluntad de Dios.

    El primer error fue no poner en manos de Dios esta gran decisión.

    Ahora, como persona de fe, cada vez que debemos tomar una decisión importante aparto un tiempo para orar, leer la Biblia y buscar la voluntad de Dios. A veces es bueno considerar ayunar durante un tiempo.

    Mi objetivo es ser fiel a los principios de Dios.

    «Encomienda al Señor tu camino; confía en él, y él actuará». Salmo 37:5

A pesar de que muchas veces no podemos mirar hacia atrás y volver a tomar otro camino, nunca es tarde para comenzar a considerar estos puntos y tomar mejores decisiones. Al final, terminar con una aventura exitosa en la vida, dependerá del camino correcto que hayas tomado en base a una buena decisión.

¿Has tenido algún resultado inesperado después de haber tomado una decisión importante? ¿Crees que estos principios te hubieran ayudado?

Para dejar tus comentarios, haz clic aquí .