Todos los días ofrecemos actos de servicio. Todas las ocupaciones son una forma de servicio. El presidente está para servir a la nación; los políticos están para servir al pueblo; un empresario sirve a sus clientes; los padres sirven a sus hijos; los grandes líderes simplemente sirven. Lo que hace la diferencia es la actitud con que realizamos este acto de servir el uno al otro.

Durante una fiesta estaba conversando con unos amigos. Uno de ellos me pasó un vaso para que le hiciera el favor de llevarlo a la mesa. En mi cabeza pensé «por qué no lo puedes llevar tú… seré yo tu sirviente». Un poco molesto con la actitud de comodidad de mi compañero, pensaba dejar el vaso tirado. Mi orgullo se sobrepone. Luego reflexiono y recuerdo las palabras del Señor Jesús cuando dice «El más importante entre ustedes, será siervo de los demás». (Mateo 23:11)

Considera a los demás como superior a ti mismo

Permíteme contarte otra historia. Una señora entra al lobby de un hotel muy cansada y se sienta. Ve a un hombre de color bien vestido y le pide un vaso con agua. El Señor sin pensarlo le buscó el vaso con agua y al entregárselo le preguntó «¿desea algo más, señora?». Haciendo un gesto con las manos mientras se tomaba el agua, la señora lo despidió.

Lo que ella nunca se imaginó es que este caballero era uno de los hombres de color más reconocidos de la época, Booker T. Washington. Gran activista racial, autor, educador y orador que se destacó después de la Guerra Civil de lo Estados Unidos.

“Si te quieres levantar a ti mismo, levanta a otra persona». Booker T. Washington

Piensa en lo que le pasó por la cabeza en ese momento. Quizás él hubiera alardeado de su fama e importancia. Quizás hubiera ratificado con la señora que él no era un mesero. Pero lo que ocurrió fue todo lo contrario. Él sin pensarlo le sirvió a la dama agotada. Siendo una persona importante, sirvió sin pensarlo. La consideró como superior a él mismo. (Filipenses 2:3)

La hazaña de los grandes líderes es cuando en su cabeza tienen bien claro el concepto del servicio.Tuitea esta frase!

La actitud correcta al servir

Cuando tengas la oportunidad de llevar de nuevo el vaso con agua o realizar cualquier otra tarea por otra persona, piensa en lo que haría un buen líder como lo hizo Washington. La hazaña de los grandes líderes es cuando en su cabeza tienen bien claro el concepto del servicio. Algunos conceptos que aprendí del «evangelio del servicio» según Booker T. Washington:

  • Sirve sin esperar nada a cambio.
  • Cualquier cosa que hagas por otro, hazlo bien.
  • Toma la iniciativa sin esperar que te lo pidan.
  • Presta atención a las oportunidades que se presenten para servir a otros.
  • Da la milla extra, haz algo más de lo que se te pide.
  • Servir significa sacrificarte a ti mismo.

«Las personas más felices son aquellos que hacen algo mayor por otros». Booker T. Washington, Up from Slavery

Aprendí sobre Booker T. Washington cuando estudiaba sobre la cultura norteamericana en mi año de intercambio. Me sorprendió la figura de este líder. Sus conceptos bíblicos, su gran actitud y carácter forman parte de la historia y sus enseñanzas sirven hoy para la formación del liderazgo moderno.

img-booker

Escultura de Booker T. Washington realizada en mi clase de Artes durante mi año de intercambio.

¿Cómo puedes mejorar tu actitud al servir a los demás?

Para dejar tus comentarios, haz clic aquí .

Character Building, Booker T Washignton, Doubleday, Page & Co., NY, in 1902