Si hay algo que pudiera copiar de la cultura de los Estados Unidos sería el día de «Acción de Gracias». De todas las festividades es la más sencilla y pura. No está tan corrompida por el comercio y contiene una historia con un bello significado: reflexionar y tomar un momento para dar las gracias.

Cada vez que podemos, celebramos este día. Es más que juntarse con la familia y disfrutar de una rica cena. Es poder expresar desde lo más profundo de tu corazón el por qué estar agradecido, expresar cariño y afecto hacia los tuyos.

Ahora bien, dar las gracias se extiende más allá del contexto familiar y de una fecha específica, se aplica en todos los aspecto de tu vida e influye sobre las personas que te rodean.

Dar las gracias es un gesto que va más allá de expresar tu simpatía por haber recibido algo. Es una acción que muestra liderazgo. Es mostrar a las personas que realmente son importantes y que cuidan de ellos. Es dar dirección, perfeccionar y animar a las personas.

Buenos líderes no se limitan a dar gracias una vez al año, más bien, consistentemente dan las gracias, muestran afecto aprecio y cuidado en cada momento.

Algunas formas de mostrar cuidado y agradecimiento hacia otros:

  1. Presta atención y escucha a las personas.

    Escuchar es estar atento a lo que otros tienen que decir. Las personas se sienten valoradas cuando les prestas atención. Haz preguntas, escucha y toma acción en base eso.

    «Todos ustedes deben ser rápidos para escuchar, lentos para hablar y lentos para enojarse.» Santiago 1:19

  2. Alégrate y muestra cariño hacia las personas.

    Muestra tu alegría cuando otros están felices. Comparte su entusiasmo y sus sentimientos.

    Convierte cualquier momento para hacer reír o para simpatizar. No necesariamente requiere regalar algo, más bien es mostrar un cariño especial. Las personas se sentirán que importan como individuos.

    «Alégrense con los que están alegres y lloren con los que lloran.» Romanos 12:15

  3. Consuela y ayuda a quienes pasan por aflicciones.

    Ayudar a las personas cuando pasan por dificultades es una forma de mostrar cariño. Las personas se sentirán apreciadas cuando le ayudamos con el más mínimo detalle.

    «Dios es nuestro Padre misericordioso y la fuente de todo consuelo. Él nos consuela en todas nuestras dificultades para que nosotros podamos consolar a otros. Cuando otros pasen por dificultades, podremos ofrecerles el mismo consuelo que Dios nos ha dado a nosotros.» 2 Corintios 1:3-4

  4. Habla bien y da cumplidos a otros

    El ánimo y la aprobación revitaliza a otros. Escribí sobre esto en este artículo.

    «Así que aliéntense y edifíquense unos a otros, tal como ya lo hacen.» 1 Tesalonicenses 5:11

Celebres o no el día de «Acción de Gracias», es importante ser intencional en mostrar afecto y cariño hacia las personas que merecen recibir gracias, no solamente por las cosas que ellos hacen, más bien por quienes son, lo que hacen y lo que representan.

¿De qué otras formas puedes expresar agradecimiento, afecto o cariño hacia otros?

Para dejar tus comentarios, haz clic aquí .